Au Revoir 2016. Helloo 2017!

Hellooo mis muy estimados lectores, les escribo tras un largo tiempo de ausencia, tal vez se preguntaran por que, y créanme que ya me lo han cuestionado varias veces, muchas personas cercanas, pero lo cierto es que decidí darme un tiempo, una pausa para pensar.  Hoy siendo el último respiro del 2016 solamente queda pensar y reflexionar en cómo vivimos nuestro año, en lo bueno y en lo malo, en aquello que hicimos y en lo que pudimos haber hecho y nos quedamos con las ganas. La nostalgia nos invade al pensar en que el tiempo realmente se nos escurre entre los dedos como arena del mar. En que las palabras se las lleva el viento pero las acciones trascienden y causan un impacto imborrable al paso del tiempo. En que entre más pasa el tiempo y maduramos vamos dándonos cuenta de como realmente son las personas y de quienes van a estar a nuestro lado apoyándonos y guiándonos a ser nuestras mejores versiones aún cuando nosotros ni siquiera las imaginemos. Entre más pasa el tiempo también nos damos cuenta de que las prioridades que algún día teníamos tal vez han cambiado, nuestros planes y anhelos se han ajustado a nuestra vida. Es momento de replantearnos nuestro sentido de la existencia. Mucha gente, tal vez la mayoría de las personas al ser preguntadas que cual es la razón de nuestra venida al mundo responden que venimos a ser felices. La felicidad creo yo que es el bien intangible más valorado en el mundo. Cada persona le pone un significado a esta palabra haciéndola tan subjetiva y relativa como la imaginación. Otras personas relacionan la felicidad con el éxito, y aquí también entramos en un terreno de arenas movedizas. Si buscamos en la espiritualidad, la religión, y demás, el significado del éxito es muy variado. En lo personal, para mí, el éxito significa estar satisfecha con quién soy y con la manera en que dirijo mi existencia. La vida es muy impredecible y tiene sus altibajos, pero es esto lo que la hace divertida e interesante, el no saber que va a pasar después. Él éxito es estar bien conmigo misma, con mis decisiones, el conocer mi valor personal, el tomar las riendas de mi vida y luchar  por conseguir mis sueños a toda costa, a pesar de que este camino sea aún más difícil de lo que yo esperaba. El dejar todos aquellos pensamientos de que no puedes o no debes de hacer aquello que tanto anhelas y que te hace feliz, el pensar objetivamente en que aquella persona que te va a hacer compañía hasta el fin de tus días eres tú mismo, y que debes de disfrutar cada momento, cada segundo que Dios te regala para que el día de tu partida estés realmente satisfecho de lo que hiciste y que no te quedes con remordimiento alguno. En este momento de cierre del año, te invito a que sueñes, a que recuerdes aquellas cosas que siempre has querido hacer, aquellas metas que desde chico te propusiste lograr, que saques tu baúl de los recuerdos, y recuperes a esa persona que querías ser, y que aún puedes ser, porque nunca es tarde para cambiar el rumbo de tu vida. A ustedes mis lectores les deseo un año lleno de éxitos, pero sobretodo de  mucha satisfacción personal, sepan que pueden cumplir todo lo que se propongan y que si en algún momento llegasen a dudar en sí mismos, recuerden que yo confío en ustedes. Me despido mis estimados lectores, y despido este año lleno de reto, amor, aventuras, éxitos y fracasos, para comenzar uno nuevo lleno de 365 oportunidades de ser mejor.

La extravagante, irreverente e incallable.

Elie Banks

Advertisements

Posted In

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s